La asociación Costarricense de Infraestructura Hospitalaria se complace en brindarle un merecido homenaje a HOSPISONRISAS en su 5to. Congreso de Infraestructura Hospitalaria. Consideramos que su gran labor en la mejora del estado físico y emocional de los pacientes es un invaluable aporte para la población hospitalaria de nuestro país, la dedicación desinteresada de los profesionales que forman este gran proyecto, que dan ánimo con terapias artísticas paralelas a la medicina convencional de manera gratuita, es una de muchas razones por la que ACOAIH se siente honrada de brindarles este galardón. ¡Continuén con esta hermosa labor!

 

Hospisonrisas es un proyecto de intervención artística para el ambiente hospitalario que utiliza como canal artístico al Payaso de Hospital. Nació en el año 2007 al abrigo del Hospital Nacional de Niños Carlos Sáenz Herrera siguiendo el modelo de trabajo de otras organizaciones como Doutores da Alegria de Brasil, la Clown Care Unit del Big Apple Circus de los Estados Unidos y los Payamédicos de Argentina. Inicialmente es propuesto como un proyecto final de graduación de tesis de Licenciatura en Artes Dramáticas de la Universidad de Costa Rica, para luego consolidarse como una Asociación sin fines de lucro y una organización de voluntariado permanente.

 

El propósito de Hospisonrisas es utilizar el arte cómo reafirmación de la vida en espacios no convencionales para la generación de bienestar social. Se ha convertido en un movimiento de amor, arte y humor, para el acompañamiento y la transformación de personas en situaciones especiales de salud. Para cumplir con este objetivo se consolidó inicialmente un grupo de payasos profesionales que fueron formados en aspectos clínicos y psicológicos para buscar la especialización de Payasos de Hospital. Más tarde, se integraron al equipo, voluntarios de diferentes formaciones académicas y oficios, que fueron capacitados para cumplir con excelencia la labor de payasos de hospital.

 

A través de los años se han consolidado diversos proyectos como Fábrica de Sueños, para hacer realidad sueños de niños en fase terminal, el Tope de caballitos de palo con material reciclado, etc, así como un sistema de reclutamiento bianual y de entrenamiento permanente. En este entrenamiento se desarrollan destrezas para el trabajo artístico y se forma en temas clínicos y psicológicos a los voluntarios.

 

image
image
image
MAYOR INFORMACIÓN: